Viernes , 19 enero 2018
Inicio / Economía / Presupuesto 2018 – Una receta ya conocida

Presupuesto 2018 – Una receta ya conocida

El Poder Ejecutivo remitió a la Asamblea Legislativa el proyecto Presupuesto General del Estado 2018 que repite una receta ya conocida y en las mismas dosis: un crecimiento basado en una masiva inversión pública, mayor déficit fiscal, inflación levemente elevada y más endeudamiento .

Las autoridades económicas han proyectado para el ejercicio 2018 un crecimiento del 4,7%, muy similar al que fuera pronosticado para este año (4,8%) y que no llegó alcanzarse. El ministro de Economía, Mario Guillén, indicó que el PIB nominal boliviano se situará en 38.851 millones de dólares.

Para alcanzar la tasa de crecimiento referida se ha programando un aumento de 1,7% en la inversión pública, la que pasará de 7.163 millones de dólares, previstos para 2017, a 7.285 es 122 millones en 2018. No hay que olvidar que la inversión pública presupuestada para esta gestión alcanzaba un grado de ejecución rezagado en el último cuatrimestre, lo que obligó a convocar en octubre a una apresurada reunión del gabinete ampliado a fin de definir mecanismos que mejoren la capacidad de gasto.

Es evidente que con esa inyección de recursos públicos se pretende fortalecer los distintos programas de la agenda gubernamental y estimular la demanda interna a la que ha apostado el gobierno para sostener el crecimiento.

El PGE 2018 prevé una inflación de 4,49%, superior a la tasa con la que prepresumiblemente cerrará este año y que se ubica en torno al 3%. La tasa acumulada hasta octubre es de 2,29%, mientras que el índice a doce meses llega al 3,01%.

La base de los ingresos toma en cuenta un precio referencial del barril de petróleo de 45,5 dólares, muy parecido al de este año (45,24 dólares). “El barril en los últimos meses estuvo en un precio superior a los 50 dólares, por lo tanto nuestro presupuesto es bastante cauto”, argumentó el ministro de Economía, Mario Guillén.

El mayor gasto público y un nivel de ingresos similares a los de este año reportarán en el ejercicio 2018 un déficit fiscal de 8,32%, el mayor de los últimos cuatro años.

El proyecto de PGE faculta al despacho de Economía a una emisión de bonos soberanos por un monto de 1.000 millones de dólares, una operación de deuda similar a las ya registradas con anterioridad. Aunque la deuda externa se ha incrementado en el último tiempo, las autoridades de economía han señalado que el país tiene márgenes suficientes para continuar endeudándose.

No parecer haber intenciones de modificar el tipo de cambio. Sin embargo, como en los presupuestos de los años precedentes, se abre la posibilidad de ajustar la paridad cambiaría en un rango que comprende 10 puntos hacia arriba o hacia abajo.

Se mantendrán las subvenciones a hidrocarburos y servicios básicos, y tendrán continuidad las transferencias sociales.

acerca Juseline Duran

Podría interesarle

Mejora perspectiva de bancos y empresas de servicios

La calificadora de Riesgo Moody’s mejoró a “estable” desde “negativa” la perspectiva de 12 bancos …