Martes , 22 agosto 2017
Inicio / Destacados / La última década del ranking de Nueva Economía

La última década del ranking de Nueva Economía

Una veintena de compañías bolivianas ocupó en el período 2007-2016 los diez primeros puestos del Ranking de Empresas de Nueva Economía, de acuerdo a los datos históricos. De ese grupo, tres son las que tuvieron presencia permanente en las clasificaciones de la mencionada década: la petrolera estatal YPFB, YPFB Andina, tanto antes como después de su nacionalización, y la telefónica Entel.

YPFB pareciera haberse apropiado del primer lugar de la clasificación, pues no lo ha soltado desde 1999, cuando el ranking empezó a elaborarse. La presencia de la Casa Matriz es secundada por la de sus distintas filiales.

El dato no debiera sorprender ya que la mayoría de los rankings de empresas en el mundo tiene a las compañías petroleras en los puestos de avanzada. Es el caso de Pemex, Petrobras e incluso PDVSA. El asunto queda explicado por los volúmenes de recursos que maneja una industria de magnitud como es la petrolera.

Otra habitúe de los rankings de Nueva Economía ha sido la Minera San Cristóbal. Una presencia que también tiene estrecha relación con el tamaño de sus operaciones. Sin embargo, hay que advertir que la presencia de la gran minería privada se ha visto reducida y la estatal no asoma todavía.

La Cervecería Boliviana Nacional ha tenido permanente presencia en el top ten del ranking desde el año 2008. Otra industria que aunque con intermitencias ha estado siempre en el top ten es Pil Andina.

A la presencia de la ya mencionada Entel, que se adueñó preliminarmente del cuarto lugar para seguir escalando, se suman las otras dos telefónicas privadas Telecel (Tigo) y NuevaTel (Viva), ratificando de esa manera la expansión de los servicios de telefonía móvil y la transmisión de datos.

En los últimos años son pocas las empresas que se han incorporado al ranking, lo que muestra, de alguna manera, una escasa movilidad. Si descontamos las esporádicas apariciones de algunas empresas, podemos advertir que hay un núcleo básico que no ha experimentado mayores cambios en la última década.

Un tema que llama la atención es que entre los diez primeros lugares del ranking no se contabilice ninguna institución financiera. Si bien éstas han tenido una creciente presencia en la clasificación general, no han logrado aún llegar a los puestos de privilegio, aunque en honor a la verdad, están allí, a tiro de piedra.

La clasificación de los últimos años refleja el nuevo perfil de la economía con un fuerte acento estatal. Sin embargo, más allá de las petroleras y de Entel, en el top ten no se advierte una abrumadora presencia de compañías del Estado, como podría esperarse, y todavía se advierte una importante presencia de empresas privadas. Es más, empresas como la línea aérea estatal BOA no han tenido aún la satisfacción de pisar la alfombra roja del top ten como en su momento lo hicieron las desaparecidas compañías aéreas LAB y Aerosur. La presencia de las empresas privadas continúa siendo importante.

acerca Nueva Economia

Podría interesarle

América Latina se recupera pero la inversión externa se reduce

Los países de América Latina y el Caribe crecerán en promedio 1,1% en 2017 tras …