Domingo , 17 diciembre 2017
Inicio / Actualidad / Bolivia con problemas para cubrir nominaciones

Bolivia con problemas para cubrir nominaciones

Bolivia desnudó su falta de capacidad de producción de gas para cubrir las nominaciones requeridas en época de invierno tanto por Brasil, Argentina y para atender el mercado interno.

La incertidumbre nace porque, en lo que va del año, se ha enviado al mercado argentino volúmenes de gas por debajo de los requeridos por contrato. Las cifras más evidentes corresponden a los siete primeros días de mayo, cuando el promediodespachado fue de 16 MMm3/día, frente a un mínimo comprometido de 20.3 MMm3/día. Hay que tomar en cuenta que, a partir del quinto mes del año y hasta agosto, el volumen requerido se eleva debido a la temporada invernal argentina.

Este bajón explica el reclamo del embajador argentino Normando Álvarez, quien pidió que autoridades del Ministerio de Hidrocarburos y YPFB especifiquen cuánto de gas podrán entregar a Argentina durante el  período  invernal, para tomar la decisión de comprar el faltante del mercado chileno.

“La nominación en marzo fue negativa en 4,5 millones de metros cúbicos, en abril la brecha se amplió 30,5 millones menos y durante los ocho días de mayo Argentina recibió de Bolivia 38 millones menos”, denunció Alvarez.

En el caso de Brasil en marzo de 2017, Bolivia envió un promedio de 24 millones de metros cúbicos día frente a los 30 MMm3/día entregados en el mismo periodo de 2016, según cálculos en base a datos reportados por YPFB Transportes.

Con estos antecedentes, Mauricio Medinaceli, especialista en hidrocarburos señaló categóricamente que este hecho se agrava. “Debido a   la ausencia de información oficial, no es posible conocer el estado del contrato entre Argentina y Brasil” y solo saltan algunos datos cuando existen denuncias o problemas contractuales.

Para el entrevistado, la situación es clara ya que el incumplimiento de los acuerdos de entrega, tanto a Brasil como a la Argentina, implica que Bolivia estaría obligada a pagar multas a cada uno de ellos  por los volúmenes faltantes.

Frente al anuncio de autoridades del ramo,   de cumplir prioritariamente la demanda de la población boliviana,  Medinaceli  explicó  que,  “el abastecimiento del mercado interno es importante desde un punto de vista social, sin embargo, desde un punto de vista económico/ financiero y contractual es mucho más rentable exportar  el  gas natural.”

El abastecimiento del mercado interno  es  importante  desde el punto de vista social, pero la exportación de gas es más significativa para los negocios.

Para Medinacelli, la solución pasa por la elaboración de una nueva Ley de Hidrocarburos en la que se optimice los niveles de exploración, explotación y de toda la cadena productiva, que aseguren su desarrollo, su diversificación y el destino de los excedentes económicos.

De no cumplir con este primordial requisito Bolivia podría estar “muy lejos” de ser el centro energético y productor de gas en América Latina al que aspira, declaró el ex ministro y experto internacional en hidrocarburos.

Raúl Velásquez, especialista en hidrocarburos de la fundación Jubileo, advirtió que Bolivia aún no cuenta con la producción suficiente para abastecer la máxima demanda para cumplir los contratos con Brasil y Argentina.

Según Velásquez, la baja nominación de gas a Brasil es un problema que Bolivia debería encarar a través de la revisión de los actuales contratos para un ajuste sobre los volúmenes.

Por parte del gobierno, Luis Alberto Sánchez, ministro de Hidrocarburos, aseguró que Bolivia no atraviesa una crisis del gas, pues su producción oscila entre 60 millones de metros cúbicos día.

En ese entendido Bolivia debería contar con un “colchón” de recursos de gas para cumplir con la demanda del mercado interno y con los contratos de Brasil y Argentina y que para analizar otros mercados de exportación debe tener una certificación de reservas.

Hasta la fecha, no existe un dato oficial y actualizado sobre la cantidad exacta de reservas hidrocarburíferas existentes en el país. La última certificación data de 2013, pese a que la legisla- ción vigente establece que ese reporte debe ser anual. El informe de 31 de diciembre de 2013 daba cuenta de que las reservas probadas de gas natural alcanzaban a 10.45 TCF, las probables a 3.50 TCF y las posibles a 4.15 TCF”. Según las autoridades, esos volúmenes garantizaban los requerimientos del mercado interno, la exportación y la industrialización hasta el 2025.

acerca Nueva Economia

Podría interesarle

En tres categorias Top ten de las empresas, lideres y RSE en Bolivia

El MERCO comprende  tres sub rankigs: ranking de Reputación Empresarial, ranking de Líderes Empresariales y …