Viernes , 20 octubre 2017
Inicio / Actualidad / Oportunidades de mercado en ciudades latinoamericanas

Oportunidades de mercado en ciudades latinoamericanas

América Latina está contabilizada como una de las regiones más urbanizadas del mundo. Para el año 2030 el número de personas en las 122 ciudades más grandes de la región que ganen más de 15.000 dólares anuales en términos nominales, se duplicará, a más de 88 millones, según la Unidad de Inteligencia de The Economist (EIU).

Este fuerte crecimiento de la población urbana y su creciente poder de gasto dan cuenta del inmenso potencial de los mercados urbanos maduros y emergentes de América Latina lo que abre interesantes perspectivas de oportunidad de mercados para los negocios.

El principal motor de la urbanización en la región fue la migración de las zonas rurales, más que el aumento natural de la población urbana. Las ciudades siguen atrayendo a la gente por las ventajas que ofrecen: mayores oportunidades para encontrar empleo, educación y capacitación, así como un mejor acceso a servicios de salud y administrativos, amenidades y entretenimiento, entre otros.

El reporte la EIU “Midiendo la clase media: Cuantificando las oportunidades de mercado en las ciudades de América Latina” presenta un ranking de las diez ciudades en América Latina que registrarán grandes aumentos porcentuales en el número de personas que ganen más de 15.000 dólares al año. Se adelanta que el mayor crecimiento y concentración de consumidores ocurrirá en las ciudades medianas, que comienzan desde una base más baja y todavía están rezagadas en términos de infraestructura y provisión de servicios.

Se destaca que Bolivia tendrá las poblaciones de clase media de más rápido crecimiento en el período 2016- 2030 en la región y se menciona entre las tres primeras a las urbes de Santa Cruz, Cochabamba y La Paz con tasas de crecimiento  de 1.343%,  1.178% y 854%, respectivamente.

Completan el top ten de ciudades con mayor crecimiento poblacional una ciudad de Ecuador (Guayaquil), cuatro del Perú (Chiclayo, Arequipa, Trujillo y Lima), la capital haitiana (Puerto Príncipe) y Asunción del Paraguay.

En dicha investigación se evaluó al menos tres criterios en 122 ciudades de la región: la concentración de la clase media en las áreas metropolitanas, el tamaño de las urbes sobre población y el crecimiento experimentado a lo largo de los años.

El reporte señala que los centros urbanos de la región “competirán entre sí para ofrecer las mejores oportunidades de negocio  y atraer  los más altos  niveles de inversión. En la próxima década, el  entorno  político,  económico y regulatorio, además de las políticas de gestión urbana, tendrá un impacto en el ascenso y la caída de las ciudades latinoamericanas en las clasificaciones de oportunidades de mercado”.

El factor más atractivo de estas urbes está relacionado con los avances referidos a la reducción de la pobreza en la última década y la consiguiente incorporación de un importante número de habitantes a las clases medias con mayor potencial de consumo. Sin embargo, el progreso en la reducción de la pobreza, se ha estancado. A esto se suma el que la región vive un proceso de inflexión después de la crisis vivida tras el boom de los precios de las materias primas.

Sin embargo, hay factores desalentadores en este potencial mercado. Uno de ellos es la desigualdad en los ingresos que sigue siendo mayor que en cualquier otra región del mundo. Está además la insuficiente respuesta de los gobiernos nacionales y locales para proporcionar servicios básicos a esa clase media emergente debido a limitaciones fiscales y la débil capacidad de gestión del sector público.

Los retos para las mega ciudades tienen que ver con el fortalecimiento del  ambiente  para  los  negocios, un entorno empresarial más amplio así como el fortalecimiento de las instituciones y de la gobernanza, así como el combate a la corrupción.

Se proyecta que un total de 126 millones de personas en América Latina tendrán ingresos superiores a los 15.000 dólares anuales por año en 2030 y de estos 88 millones se encontrarán en las 122 ciudades más grandes. Estos son los consumidores que seguirán impulsando el crecimiento económico en la región. Las tasas más altas de crecimiento  en  el  número  de  consumidores  se  registrarán  en las ciudades  más  grandes  de  Bolivia y Perú, con un promedio de 20% y 13%,  respectivamente.

Santa Cruz

El informe describe a Santa Cruz como “la mayor ciudad de Bolivia que, en el último medio siglo se ha transformado de un pueblo fronterizo aislado en capital de la industria petrolera, una importante zona agroindustrial y un foco de actividad empresarial”.

“El crecimiento económico ha impulsado la expansión urbana, creando nuevas oportunidades para  la  acumulación  de  capital y ha dado lugar a puntuaciones significativamente mejores en los indicadores de desarrollo humano para Santa Cruz que para el resto de Bolivia”.

“Los líderes cívicos de todas las ramas políticas han compartido una visión común que busca asegurar el lugar de Santa Cruz como una ciudad de clase mundial, proporcionando la infraestructura y los servicios de apoyo necesarios  para  atraer negocios globales y ayudar a los empresarios nacionales a ampliar su alcance para competir en el mercado global”.

“Pero no todo es atractivo en Santa Cruz: la ciudad enfrenta desafíos en términos de desigualdad social, tensiones interculturales y conflictos por el uso del espacio público. La pobreza y la desigualdad siguen siendo elevadas, y podrían provocar inestabilidad social en el futuro”.

acerca Nueva Economia

Podría interesarle

Software y TIC’s, protagonistas del desarrollo

Tal y como se expone en el resumen del Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e …