Viernes , 28 abril 2017
Inicio / Destacados / Situación del sector eléctrico en Bolivia

Situación del sector eléctrico en Bolivia

La industria eléctrica en Bolivia se encuentra dividida en tres actividades: generación, transmisión y distribución.

Según el Anuario Estadístico 2015, de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Electricidad (AE), la estructura de esta industria establece que debe existir una separación vertical de las actividades de generación, transmisión y distribución en el Sistema Interconectado Nacional (SIN). Ello con el objetivo de evitar posiciones dominantes entre dichas actividades y posibilitar el funcionamiento de un Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) competitivo.

La oferta está constituida por los generadores y la de- manda por los distribuidores de electricidad y los consumidores no regulados, todos ellos interconectados por medio de un sistema de transmisión.

La oferta de electricidad en Bolivia está constituida por centrales de generación hidroeléctrica, eólica y termoeléctrica, principalmente a Gas Natural.

La AE señala que la producción de electricidad en el SIN está a cargo de las siguientes empresas generadoras: Empresa Eléctrica Corani S.A. (CORANI), Empresa Eléctrica Guaracachi S.A. (EGSA), Empresa Eléctrica Valle Hermoso S.A. (EVH), Compañía Boliviana de Energía Eléctrica S.A. (COBEE), Empresa Rio Eléctrico S.A. (ERESA), Hidroeléctrica  Boliviana S.A. (HB), Sociedad Industrial Energética y Comercial Andina

S.A. (SYNERGIA), Compañía Eléctrica Central Bulo Bulo S.A. (CECBB), Guabirá Energía S.A. (GBE) , Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), ENDE Andina, Servicios de Desarrollo de Bolivia S.A. (SDB) y SECCO Bolivia S.A. quienes ofertan su producción en el MEM.

Del mismo modo, la producción de electricidad en los Sistemas Aislados (SA) está a cargo de diversas empresas y cooperativas. Destacan, entre ellas, la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), con una central térmica de generación en el departamento de Pando (Cobija), Servicios Eléctricos Tarija S.A. (SETAR) con centrales en el departamento de Tarija (Bermejo y Entre  Ríos),  SECCO   Bolivia

S.A. con unidades generadoras en el departamento de Beni (Riberalta), la distribuidora Cooperativa Rural de Electricidad Ltda. (CRE) que opera centrales en ocho sistemas aislados en el departamento de Santa Cruz, la empresa  Gas  & Electricidad

S.A. (G&E) con una central en el departamento de Tarija (El Puente), la Cooperativa de Servicios Eléctricos de Guayaramerín Ltda. (COSEGUA) con una central en el departamento del Beni (Guayaramerín) y la Cooperativa Eléctrica Riberalta Ltda. (CER) con una central también en el departamento beniano (Riberalta). Además, en el país existen autoproductores que cubren las necesidades de electricidad de sus industrias, con equipos propios de generación.

La demanda de electricidad en el SIN está constituida, principalmente, por la demanda atendida por las siguientes distribuidoras: la Cooperativa Rural de Electricidad Ltda. (CRE), la Distri- buidora de Energía Eléctrica de La Paz (DELAPAZ), la Empresa de Luz y Fuerza Eléctrica Cochabamba S.A. (ELFEC), la Empresa de Luz y Fuerza Eléctrica Oruro S.A. (ELFEO), Servicios Eléctricos Potosí

S.A. (SEPSA), la Compañía Eléctrica Sucre S.A. (CESSA), la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) y Servicios Eléctricos Tarija S.A. (SETAR). Las empresas de SETAR (Bermejo y Entre Rios), ENDE (Cobija) y CRE operan como distribuidoras en los Sistemas Aislados más importantes.

En 2015, la demanda correspondiente a las empresas distribuidoras del SIN ascen- dió a 7.353,7 GWh, mientras que la demanda de los Sistemas Aislados fue de 520,80 GWh.

Por otro lado, de acuerdo a la Empresa Nacional de Electricidad Bolivia, la especialización en dichas actividades logró generar mayor confiabilidad en el suministro eléctrico al consumidor final. Esto derivó en que haya un crecimiento sostenido de la demanda eléctrica, lo que requiere de una significativa inversión en la infraestructu- ra de dicho sector.

La red de transmisión operada por ENDE Transmisión articula el Sistema Interconectado Nacional (SIN), permitiendo  la  conexión  de 27 agentes del mercado eléctrico bajo la modalidad de acceso abierto. Junto con otros 3 agentes transmisores, esto asegura la dotación de energía termo e hidroeléctrica a siete empresas distribuidoras y cuatro consumidores no regulados y por parte de doce agentes generadores.

Durante 2014, la demanda máxima coincidental del Sistema Interconectado Nacional (SIN) tuvo un incremento de 8.02% y un incremento de 6.63% en energía, respecto a la gestión 2013.

De acuerdo a datos de ENDE Transmisión, este incremento de consumo de energía eléctrica fue atribuido al crecimiento de las distribuidoras CESSA (Compañía Eléctrica de Sucre S.A.), que tuvo un aumento anual en consumo de energía del 9.83%, CRE (Cooperativa Rural de Electrificación) con el 6.69% y ELFEC (Empresa de Luz y Fuerza Eléctrica Cochabamba) con 6.57%.

El consumo de energía entre todas las distribuidoras del Mercado Eléctrico Mayorista presentó, en general, también un significativo crecimiento, siendo los menores valores registrados los de ELFEOSA (Empresa de Electrificación de Oruro) con un 3.92 % y SEPSA (Servicios Eléctricos Potosí S.A.) con un 4.97%.

 

acerca Nueva Economia

Podría interesarle

Ranking de Laboratorios de Análisis Clínico

El tercer subsector, es el de Laboratorios de Análisis Clínico, dondeLaboratorio Dr. Zuna de Santa …