Sábado , 19 agosto 2017
Inicio / Actualidad / La situación de los padres en Bolivia

La situación de los padres en Bolivia

De acuerdo a la última Encuesta de Hogares realizada por el Instituto Nacional de Estadística, INE, en Bolivia existe más  de 1.700.000 padres de familia. De este número, el 70.2%  vive en el área urbana y el 29.8% en el área rural.

Esta encuesta, que data del 2014, señala que el número exacto de padres registrados dentro del territorio nacional es de 1.700.418. De ese total, el 92.6% está ocupado en alguna actividad laboral y sólo el 0.7% se encuentra desocupado.

De total del padres que se encuentran realizando alguna actividad laboral, casi la mitad se mantiene haciendo alguna labor por cuenta propia (45.2%), sólo el 29.5% es empleado en alguna empresa o institución, el 12.8% trabaja como obrero,  el 12.4% es patrón o socio que no recibe salario, el 1.3% es cooperativista de producción y el 1.5% es trabajador familiar  o aprendiz no remunerado. Por el contrario, en el área rural, el 66.6% trabaja por cuenta propia.

Papás  más jóvenes

Los resultados de este estudio muestran que la edad promedio de los padres oscila entre los 40 (ciudad) y 45 años (campo). Sin embargo, también revela que el 46% de los hombres mayores de 15 años ya son papás.

Esto significa que de cada 100 hombres de más de 15 años, 46 ya tienen uno o más hijos. De éstos, el 69.7% vive en el área urbana y el 30.3% en el área  rural.

El nivel de educación

En promedio, los padres bolivianos tienen 9.4 años de estudios, esto quiere decir que muchos no llegaron a concluir ni la escuela secundaria. Lamentablemente, esta cifra sólo llega a un 6.4 en el área rural.

Los datos también muestran que casi la mitad (49.9%) de todos los padres en Bolivia alcanzaron a completar el nivel secundario de instrucción, el 21.7% indicó tener un grado a nivel superior y un 25.3% terminó el nivel primario.

De acuerdo a la Encuesta de Hogares del INE, la mayor cantidad de papás vive en el área urbana.

Padre y empresario: lograr el equilibrio

Ser padre y empresario representa un doble reto. Todos los días hay que balancear dos elementos clave: paternidad y trabajo. Ambas tareas, probablemente, requieran el 100% de su tiempo y aunque parezcan una separada de la otra, al final pueden llegar a ser roles y actividades que se complementen.

Pero, ¿cómo lograrlo? Con una visión clara, principios establecidos, metas fijas y estra- tegias planeadas podrá hacerlo. Le damos algunos consejos:

  • Desarrolle un plan maestro: Así como planeó la llegada de su bebé, hágalo también con las actividades que debe cumplir en su empresa. Puede elaborar planes semanales, mensuales, trimestrales, semestrales y anuales. Vaya fijándose metas para cumplirlas.
  • Maximice el uso de su tiempo: Tanto en el hogar como en el Es muy probable que pase más horas del día en su  fuente laboral que en casa, no se sienta culpable por ello, cumpla con sus obligaciones y con las tareas que tiene fijadas. No obstante, cuando sea momento de estar en el hogar, aproveche cada minuto con sus hijos y familia. Recuerde lo que dicen, más vale calidad, que cantidad.
  • Organice a   su   equipo  de apoyo: Si está en sus manos, delegue labores que no es necesario que usted las Muchas veces, queremos tenerlo todo bajo control, pero si dispone de un equipo de trabajo, sería bueno que aproveche de sus capacidades para que le ayuden con todas las tareas que debe cumplir en la empresa. Esto le ayudará a tener un poco más de tiempo para sus hijos y familia.
  • Incluya a sus hijos siempre que pueda: En lugar de hacer de su empresa y su hogar dos mundos diferentes, trate de unir ambos, puede que su trabajo resulte una experiencia educativa para sus Llevarlos a la oficina de vez en cuando, o los fines de semana, no hará daño a nadie, al contrario le será de mucha ayuda a usted, pues estará compartiendo tiempo valioso con sus pequeños y ellos sentirán que pueden ser parte de su vida, más allá de casa.

Empiece a aplicar los consejos anteriores y verá  cómo logrará un equilibrio entre el trabajo y la familia. Sin embargo, siempre es bueno diseñar procesos eficientes que  le ayuden a  eliminar pasos inútiles en las operaciones diarias. Por ello, si lo que quiere es aprovechar al máximo cada día, le recomendamos lo siguiente:

  • Utilice una  agenda:   Ya sea de papel o electrónica, lo importante es anotar cada una de sus actividades programadas durante la semana y cumplir con todos los compromisos en tiempo y
  • Establezca prioridades: Priorice los asuntos personales y los relacionados con su Habrá ocasiones en que tendrá que optar por asistir a alguna actividad de sus pequeños y otras en las que preferirá acudir a una reunión importante. Para ambos casos, busque alternativas para que ninguna de las partes involucradas sea vea perjudicada.
  • Sea más eficiente: Conforme se involucre más con cada papel, comenzará a dominar tareas cada vez más complicadas y a adquirir nuevas habilidades. Para ello, probablemente, tendrá que invertir tiempo y dinero para mejorar su desempeño en ciertas áreas
  • Disfrute de sus momentos libres:  Porque   no todo en la vida es trabajo, también destine tiempo a pasar momentos que le enriquezcan como persona en compañía de sus hijos, familia y Cuando esto ocurra, trate de desconectarse, apague su móvil, no revise su correo electrónico y haga todo lo posible por estar 100% presente en estos momentos.

acerca Nueva Economia

Podría interesarle

Moneda o inversión especulativa

El bitcoin, la moneda criptográfica que está de moda, “llegó para quedarse”, aunque sólo el …