Viernes , 23 junio 2017
Inicio / Actualidad / La salud genera desarrollo económico

La salud genera desarrollo económico

La atención de la salud en el mundo genera mayor desarrollo económico, por lo tanto, los modelos económicos están cada  vez más centrados en potenciarla. Los hacedores de políticas públicas e investigadores se encuentran enfrascados en mostrar los beneficios que tiene para la economía el mantenimiento, la restauración y la promoción de la salud en un sistema participativo  y comprometido.

Así lo establece David Bishai, profesor de la Escuela Bloomberg de Salud Pública de la Universidad Johns. El economista e investigador expuso que los países que cuentan con servicios de salud público y privados con mejor prestación de servicios, contribuyen a incrementar productividad y mejorar el rendimiento de las personas.

“La salud es muy importante para el crecimiento económico. Los nuevos modelos económicos del presente toman en cuenta, el factor de la salud, para desarrollar mejor las actividades mentales y físicas. Los costos y la entrega de servicios se han convertido en inversiones públicas para la economía de cada país y región”, explicó.

Un estudio socioeconómico de la salud a su cargo evidencia que en las áreas rurales de Latinoamérica existe un problema mayor en la salud, por la desnutrición crónica, mala alimentación y falta de atención médica, lo que influye en el rendimiento de los campesinos en la producción agrícola o ganadera.

Para el economista y experto en salud pública, el problema no está lejano de las áreas urbanas donde también existe una elevada desnutrición, falta de atención con calidad, dando como resultado la baja producción. “Sabemos por ejemplo que los niños que tienen dengue no tienen muy buenos resultados en sus exámenes y en los hombres con esta enfermedad baja la producción de la castaña. Esto debe obligar a tomar políticas publicas para mejorar la economía local”, subrayó.

Soluciones

Señala que cuando un país se enfrenta a un complejo problema de salud pública, existe un impulso natural de contratar consultores, recopilar datos, probar hipótesis y examinar los valores para identificar los factores de riesgo junto a los arreglos tecnológicos que se implementaron “Sin embargo, los problemas complejos en la salud pública suelen tener elementos que desafían la planificación, porque la salud implica a la gente, y la gente es impredecible”. La solución es crear sistemas de salud integrados y centrados en las personas.

Son frecuentes algunas contradicciones: hospitales terciarios relucientes, pero abandonados; escuelas médicas de países pobres que bombean  antiguos alumnos  a países ricos, sistemas de seguros comunitarios en bancarrota; y epidemias de enfermedades de estilo de vida controladas sólo  por  píldoras y cirugías. “Los estrategas dicen que las soluciones que encontraron fueron buenas, pero la implementación falló”,  comentó.

Mencionó que los problemas de salud pública son dinámicos. La acción genera una reacción impredecible, que requiere una solución repetida  y  el  ciclo continúa.

Es así que las investigaciones participativas basadas en la comunidad han demostrado que las personas de la comunidad y sus líderes políticos tienen que ser incluidas como participantes plenos en la resolución de problemas.

Investigación

Investigaciones recientes han demostrado que la integración de la comunidad en  la planificación y ejecución de las reformas sanitarias es un factor clave para apoyar las mejoras en la salud.

El enfoque se ha aplicado en una variedad de áreas incluyendo el control de las enfermedades infecciosas, la reducción de las muertes maternas y mejores resultados en el parto, la mejora de la calidad de vida mediante la promoción de ambientes saludables en las viviendas, la reducción de la delincuencia y la construcción de la cohesión social. Los factores críticos para lograr la confianza incluyen permitir a los participantes ver sus preocupaciones comunes y establecer relaciones sólidas dentro de comités de salud o grupos participativos.

Debe haber un compromiso de mantener relaciones duraderas entre la comunidad, los trabajadores de salud locales y los administradores. Los programas de vanguardia y los activistas de salud pública están adoptando estos principios en todo el mundo y aplicando el modelo centrado en las personas tanto a nivel individual y las intervenciones a nivel de población, tanto en los países ricos como en los pobres.

Participación académica

David Bishai destacó que es muy importante abrir escenarios donde se involucren los académicos (economistas, médicos y otros profesionales investigadores) con hacedores de políticas públicas, como la VII Conferencia de Desarrollo Económico, donde se traspase el conocimiento e información para dar solución a los problemas que involucren a la salud y la economía.

“Es muy importante que haya puertas abiertas entre los hacedores de políticas y la comunidad de investigación para que existe una buena interacción, útil para encontrar soluciones reales participativas y comprometidas”,  remarcó.

Bolivia

Según  el  experto, Bolivia ya dio los primeros pasos en la estrategia de implementación hacia la salud universal con un modelo de atención primaria de salud que comprende el programa Salud Familiar Comunitaria e Intercultural (SAFCI). Considera que su implementación tiene muy buenos resultados en educación, prevención y atención de enfermos en los municipios bolivianos.

Otro elemento positivo fue la implementación de s bonos como el Juancito Pinto y el Juana Azurduy, concebidos para atraer a los grupos vulnerables de niños y madres gestantes a los servicios de salud primaria; sin embargo, ambos programas no podría ser sostenibles únicamente con la inversión del gobierno central, ya que no existe el compromiso económico de alcaldías ni de organizaciones sociales

acerca Nueva Economia

Podría interesarle

Bolivia con problemas para cubrir nominaciones

Bolivia desnudó su falta de capacidad de producción de gas para cubrir las nominaciones requeridas …