Viernes , 23 junio 2017
Inicio / Destacados / Oruro: turismo sin norte

Oruro: turismo sin norte

Pese a que el departamento de Oruro posee una enorme riqueza turística en diversos ámbitos, el desarrollo de esa industria no tiene perspectivas alentadoras porque dicha actividad se carece de un plan de desarrollo, no tiene mecanismos apropiados de promoción y adolece de falta de coordinación entre sus principales responsables. Parece lejano el momento en que la industria sin chimeneas, sea el principal motor de la economía orureña.

Destacan en Oruro sus recursos naturales como la quinua real (el grano de oro apreciado a nivel mundial) o su larga tradición minera,   la riqueza viva   de sus pueblos como las culturas Uru y Chipaya; la historia de hombres y mujeres que trabajaron en las minas desde la época pre-colonial hasta la minería moderna a cielo abierto (Si bien Inti Raymi ya no opera, sus instalaciones son exhibidas como ejemplo de la nueva minería).

A esto se suma el segundo año consecutivo del paso del Dakar como un nuevo atractivo, aunque  el que destaca -de lejos- es su fastuoso carnaval, declarado por la UNESCO (2001) “Obra Maestra Oral e Intangible Patrimonio de la  Humanidad”.

Los empresarios privados pronostican que el turismo en Oruro  tendrá  una  caída  de 50% debido a los bloqueos registrados en vísperas del Carnaval del 2016, lo que influye en las reservas de hoteles que se materializan con un año de  anticipación.

Según Luis Bilbao, presidente de la Cámara Departamental Hotelera de Oruro, en el Carnaval 2016 visitaron Oruro 200.000 personas, entre nacionales y extranjeros. Más optimista es la  proyección de la oficina de promoción de la Gobernación que estima la presencia de unos 400.000 turistas. A esa cifra suma las cifras del Dakar de más de 150.000 visitantes. El ministerio de Cultura y Turismo prevé para este año 270.000 visitantes para toda Bolivia, de los que cuales 200.000 llegarían a Oruro.

Bilbao opina que Oruro está estancado en lo que se refiere al turismo. “El bloqueo de caminos que hubo el año pasado en el Carnaval de Oruro  fue un atentado a la economía del Departamento habiendo afectado las actividades locales durante cinco meses y castigado duramente a todos los que dependemos del turismo”, acotó.

Con estos resultados, según el ejecutivo hotelero, este año se tendrá una merma del 50% de los turistas que venían de Asia, Europa, Norteamérica y Centroamérica ya que no se cuenta con ninguna garantía de  libre transitabilidad  durante el carnaval.

El ejecutivo hotelero comenta que Oruro tiene grandes atractivos además del Carnaval. “En el Departamento existe la cultura Uru Muratos, los Chipayas, además de museos como el de Patiño, el museo de trenes, los Chullpares, Pampa Aullagas y la Atlántida de Los Andes, el Salar de Uyuni y Coipasa, además de los nevados como el Sajama, sin descartar varias poblaciones con historia y leyendas milenarias”, detalló el  hotelero.

Agregó que los atractivos no son ampliamente promocionados, tampoco figuran en ninguna ruta turística del departamento. “Es importante precisar la vocación económica y el destino económico de Oruro, entre minero, comercial o turístico”, remarcó el empresario.

Bilbao opina que el desarrollo del turismo demanda un trabajo conjunto entre todos los involucrados en esta industria como la inversión en infraestructura (refugios turísticos, hoteles, servicios públicos y transporte), de tal manera que se ofrezca un servicio con calidad y seguridad donde el turista se sienta cómodo.

Sugiere integrar al Departamento en la ruta turística entre Perú y el Salar de Uyuni para posibilitar que los visitantes se queden en Oruro y visiten los atractivos que tiene la región. Es necesario involucrar al gobierno central en las inversiones.

Empero, Bilbao admite que Oruro no está capacitado para recibir un turismo masivo y que incluso, su mayor credencial, “El Carnaval de Oruro, el mejor del Mundo” no es promocionado con la fuerza necesaria que motive la presencia de visitantes que dejen divisas en el país.

Construir una gran región

Fernando Dehene, presidente de la Federación de Empresarios Privados de Oruro (FEPO), señaló que es necesario redefinir el rol articulador como región para el turismo receptivo en el altiplano boliviano y así aprovechar el Carnaval reconocido como “Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la  Humanidad”.

El representante del sector empresarial orureño estableció también que “se debe aprovechar otros atractivos naturales o aquellos construidos a través del paso del tiempo con la intervención de la mano del hombre, de esta manera cumplir la agenda política de desarrollo, formulado por los empresarios privados de Oruro hace cuatro años”.

Sugiere el diseño de una política de fomento y promoción del Carnaval de Oruro y todos sus sitios turísticos de manera integral, como fuente generadora de ingresos y de diversificación económica regional haciendo realidad el primer corredor interoceánico para vincular el Pacífico con el Atlántico que tiene un alto componente turístico.

Núcleos empresariales

La FEPO apoya al fortalecimiento del turismo productivo con el programa ALInvest 5.0, financiado por la Unión Europea, que permitirá potenciar las capacidades de los emprendedores que se dedican a las actividades artesanales mediante la conformación de núcleos empresariales. La Federación ha seleccionado varios rubros y conformó núcleos empresariales entre las micro, pequeñas y medianas empresas. Su labor se inicia con un grupo denominado “Arte Oruro”, que pertenece a la Asociación de artesanos, informó, Félix Sangûeza.

“Se cuenta con un cronograma de exposiciones mensuales de trabajos en porcelana fría, muñequería, repostería, reciclaje y en resina, trabajos bien desarrollados con alta calidad”,  añade.

Este núcleo tendrá la posibilidad de participar de las grandes vitrinas turísticas como son los hoteles, centros de hospedaje, lugares donde pueden comercializar durante todo el año.” El programa tiene la finalidad que los pequeños empresarios en algún momento puedan exportar los productos y,  a mediano plazo, conformar 6 núcleos. El primer núcleo se inició con la participación de más de 15 microempresas de diferentes rubros y serán capacitados durante la gestión 2017”,  informó.

Asimismo unirán criterios con los artesanos que exponen en la Terminal de Buses, precisamente por la época del carnaval. Es una organización que tiene 70 años de existencia y desde el 23 de febrero organizarán una feria para exponer su producción. Otro sector que será parte del programa es el gastronómico, que potenciará sus actividades productivas y de comercialización, a la vez que mejorarán su autoestima. También se trabajará con la hotelería.

El Departamento de Oruro tiene gran potencialidad en términos de oferta turística, pero se conforma casi exclusivamente con el Carnaval como principal atractivo. 

Turismo lejano

Jorge  Enrique  Vargas,  ilustre  escritor,  artista  y folklorista, lamenta que pese a que el carnaval orureño cuenta con el título de “Patrimonio de la Humanidad”, no le saca provecho a esa condición porque ni autoridades ni instituciones locales han sabido coordinar esfuerzos para cumplir el Plan decenal de Desarrollo turístico exigido por la  ONU.

La declaratoria de “Patrimonio de la Humanidad” no certifica por sí sola que la ciudad ofrezca las mejores condiciones para el turismo. “Existía el compromiso de la construcción de museos y de la realización de talleres y no se hizo nada. Se debió erigir en infraestructura tanto en hoteles y restaurantes y tampoco se ha cumplido. Se tenía que trabajar en una vía por donde ingresen los conjuntos durante la peregrinación y no se lo hecho. Se tenía que haber trabajado en la expansión del Centro Mariano, tampoco se cumplió”, detalló.

“Si bien la UNESCO no nos quitara la nominación de Patrimonio, tampoco tenemos moral para pedir  nada  a  cambio,  mientras  no  cumplamos el Plan decenal al que nos comprometimos”, acotó el ejecutivo.

Expuso, con nostalgia, que el museo de más- caras que posee el artista se está deteriorando porque no cuenta con un espacio donde exponer. Habitualmente son instituciones privadas y colegios quienes lo invitan a disertaciones, conferencias, o charlas y es ahí donde muestra la historia a través de las máscaras de diablo.

“Veo muy lejana la posibilidad de que el turismo se convierta en la fuente de principal de ingresos para Oruro, no porque el turista no quiera venir, sino porque nuestras autoridades no hacen absolutamente nada por el turismo y por la cultura”, agregó Vargas, a tiempo de lamentar que el Comité de Etnografía y Folklore, no produzca nada. Sus directivos solo aparecen en la palestra y no muestran un trabajo sobre el Carnaval, prueba de ello es que al 1 de febrero no existía ni un afiche  publicitario.

“No estamos ofreciendo casi nada a los turistas, ni siquiera comodidad en un alojamiento, porque cuando existe demanda, los precios se multiplican por 10. No hay un proyecto palpable, un Plan que se respete por todos, para hacer de Oruro un potencial turístico porque el turismo y la cultura están en el último plano”, reflexionó  Vargas.

Fortalecimiento del turismo

Hugo Canchari, responsable de Promoción de Destinos Turísticos de Oruro de la Gobernación, dice que esa el gobierno regional encara diferentes actividades en el tema de fortalecimiento del turismo para que en el corto y mediano plazo Oruro sea un destino con servicios y comodidades a nivel internacional.

“El fin es mostrar las potencialidades que tiene el departamento desde las culturas milenarias y vivas. Por otro lado se genera políticas internas para promover un turismo interno con talleres de capacitación con estudiantes de diferentes Unidades Educativas para que sean los primeros en conocer  lo  nuestro”, agregó.

Según la autoridad, Oruro concentra la mayor cantidad de visitantes durante el Carnaval y que ahora es fortalecido con el Festival de Bandas y otras ofertas. Además, se está trabajando en potenciar otros destinos turísticos como Salinas de Garci Mendoza que llega hasta el Salar de Tunupa (conocido hoy como el Salar de Uyuni) y el Parque Nacional Sajama, sitios visitados durante todo el año. Otro factor que suma los visitantes al año al departamento de Oruro es el Dakar, competencia internacional que generó más de 150,000 turistas en tres puntos importantes. Solo la ciudad de Oruro recibió 52.000 turistas.

acerca Nueva Economia

Podría interesarle

En Bolivia se ofertan cerca de 400 post grados

Conforme a la clasificación que se hace en   la Guía de Universidades del Estado Plurinacional …