Viernes , 28 abril 2017
Inicio / Sectores / Ingresos estancados en el comercio

Ingresos estancados en el comercio

com-1

Los ingresos del sector comercio prácticamente se han estancado pues en la gestión que concluye registraron un crecimiento de apenas 0,3%, en consonancia con la desaceleración que experimenta el conjunto de la economía boliviana.

El crecimiento del PIB de 3,8% reportado en el primer semestre del año respecto al mismo periodo del 2015 proyecta un cierre de gestión de alrededor del 3,6%, resultado de la evolución de los precios de los servicios que solo creció en 0,3%. “Esto quiere decir que el ingreso del sector ha permanecido prácticamente en el mismo del año anterior”, señaló Fernando Cáceres, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC).

A eso se suman el fuerte descenso de las exportaciones en 21% y la reducción de 13,5% de las importaciones en 13,5%.

com-2El vocero del gremio del comercial boliviano enumeró además otros hechos que impidieron que las importaciones y exportaciones puedan desarrollarse de manera regular: los frecuentes paros de trabajadores en aduanas de los puertos Chilenos, el creciente contrabando y el comercio informal.

Para Cáceres, el contrabando es el tema que genera la mayor preocupación del sector, siendo muy difícil competir desde el sector formal, que paga impuestos, que trabaja con empleados a los que otorga todos los beneficios sociales, con un sector informal que no cumple con las normas legales establecidas.

“El ejemplo más triste es cómo (la tienda comercial) ‘el Gato Blanco’ ha tenido que cerrar sus puertas después de décadas de trabajo en el país”, apuntó el entrevistado.

Explicó que este panorama adverso se viene desde finales del año 2014, donde el comercio mundial, medido en valor, empezó a reducirse. El 2015 la baja en el valor exportado e importado en el mundo alcanzó tasas de dos dígitos. “Si bien el presente año la reducción se ha moderado, todavía se registra una importante reducción del comercio mundial”, explicó el empresario.

Dificultades

En análisis de la CNC, además de la normativa que alcanza al sector privado en general, la actividad comercial se ve afectada por mayores regulaciones y procedimientos engorrosos, el pago de más aranceles junto a una espera de autorizaciones previas a la internación de prendas de vestir, calzados, muebles, además de los alimentos y medicamentos.

La demora en los procesos de importación hace que el capital invertido no pueda rotar rápidamente, ya que se queda en Aduana, lo que genera gastos financieros. Esto, además, causa que las empresas importadoras tengan que mantener elevados stocks, lo que también genera costos adicionales.

Al menos cinco normativas estatales, creadas este año, han traído complicaciones al comercio. Entre ellas se cuenta el reglamento específico de la Ley de Defensa al Consumidor y la Ley de Promoción de la Alimentación Saludable.

Esta última establecía advertencias que eran muy restrictivas y desalentaban el consumo de algunos productos que contienen mucha azúcar, grasas o sodio.

com-3El gremio comercial realizó representaciones con respecto a las modificaciones al Código Tributario, la nueva ley de tasas del Senasag y las autorizaciones previas para la importación de ropa, calzados y muebles de madera.

El objetivo es buscar un escenario para preservar el esfuerzo del sector privado de los últimos 10 años, en el que llegó a cuadruplicar la inversión hasta los 3.000 millones de dólares. Sin embargo aclaró que “falta mucho por hacer si lo relacionamos con la inversión total del país”.

Proyecciones

Cáceres explicó que frente a los riesgos que se ciernen sobre la economía, el empresariado del comercio desconoce la existencia de algún plan de contingencia para encarar la coyuntura adversa.

Considera que lo más urgente es generar alternativas al tráfico de la carga boliviana por los Puertos de Chile, de manera que el comercio no se interrumpa por ningún motivo. “Creemos que debería de trabajarse en una estrategia de puertos de exportación y de importación, que asegure que los bolivianos podamos comercializar sin restricciones y a un costo razonable”, subrayó.

Manifestó además, que pese que los efectos del cambio climático en el sector son pequeños, este tema puede convertirse en un problema con efectos insospechados, y potencialmente puede encarecer el tráfico de mercaderías en el mundo.

Concluyó que en el corto plazo las perspectivas económicas no son muy alentadoras. La reducción de ingresos del país, si no se revierte, implicará una reducción en el comercio exterior e interno del país, especialmente en una baja de las importaciones. El máximo ejecutivo del comercio nacional confía en que las empresas asociadas a la CNC puedan capear.

com-4

acerca Nueva Economia

Podría interesarle

Situación del sector eléctrico en Bolivia

La industria eléctrica en Bolivia se encuentra dividida en tres actividades: generación, transmisión y distribución. …