Martes , 21 febrero 2017
Inicio / Actualidad / Persiste la recesión, pero hay signos de mejora

Persiste la recesión, pero hay signos de mejora

La actividad económica en América Latina sigue siendo débil, porque la región continúa en el proceso de adaptación a los bajos  precios de las materias primas y los países están lidiando con las turbulencias de sus políticas internas. Sin embargo, aunque para este año se espera la contracción del PIB regional, los datos más recientes muestran auspiciosos signos de mejora.

Tal es la conclusión del último reporte de Focus Economics Consensus Forecast, elaborado por LatinFocus que anota que, si bien el ciclo recesivo se mantuvo en el tercer trimestre lo que anticipa una contracción de 0,6% para este año, esa disminución es menor a la que se había anticipado (0,9%). Dicho resultado denota que están surgiendo leves signos de mejora, anota el informe.

Se prevé que la recesión toque fondo este año, mientras que 2017 muestre un repunte de 1,9%, respaldado por un renovado impulso de la economía mundial y el fortalecimiento del comercio mundial.

Entre  las  señales  alentadoras se menciona la recuperación de los precios de los productos básicos y también del petróleo. Además está la mejora de ciertos indicadores de las principales economías de la zona. En Brasil la confianza del consumidor subió en octubre y el PMI manufacturero registró el mejor resultado desde enero. Mientras, el gobierno está avanzando en reformas fiscales.

En Argentina, la caída de la actividad económica se suavizó y la tendencia al alza en la confianza del consumidor en octubre continuó. Las reservas  internacionales subieron a un máximo de tres años en octubre debido a la mejora de la confianza empresarial. La economía peruana, seguirá evolucionando a un ritmo sólido, impulsado principalmente por factores de oferta, como la maduración de grandes proyectos mineros.

Paralelamente, el contexto económico venezolano volvió a deteriorarse. En México, continúa la expansión aunque a menor ritmo, mientras que Chile y Colombia, que fueron los antiguos puntos fuertes regionales, mostraron signos de que están perdiendo su original impulso.

Pese a las señales esperanzadoras, los riesgos futuros a la baja siguen pesando en el horizonte. Según el LatinFocus, entre esos riesgos externos puede citarse el débil crecimiento de la economía de EE.UU., la asunción de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos y la transición de China hacia una economía impulsada por el consumo, lo que podría retrasar la recuperación de las exportaciones de la región. Entre los riesgos financieros se cita la reacción del mercado ante la posibilidad de un aumento de las tasas de interés por parte de la FED.

Recuperación de precios

Los precios del petróleo se han recuperado tímidamente desde los mínimos registrados  a  principios de este año. El alza es, en parte, la reacción de los mercados al acuerdo entre los principales productores de petróleo para congelar la producción en los niveles actuales. La Agencia de Energía de los Estados Unidos estima que, si bien el inventario global del crudo se mantendrá fuerte, se situará por debajo de los niveles registrados en 2015.

La mayoría de los precios de materias primas se ha recuperado durante dos trimestres consecutivos como resultado de los choques de oferta relacionados con el acuerdo de producción de la OPEP, el cierre de minas y una caída en los inventarios para la mayoría de las materias primas; además de la mejora gradual de la demanda derivada de una mayor confianza en la economía china y la mejora de la producción industrial mundial. También se espera que los precios de los productos agrícolas repunten con cierta fuerza.

Sobre los principales minerales de exportación de Bolivia, el informe anota que, en el caso del zinc, los precios aumentaron a un ritmo lento, aunque los recortes en las principales minas, el agotamiento de las reservas y las proyecciones oficiales de mayor demanda de metales han ejercido una presión al alza.

El estaño fue uno de los metales básicos con mejores resultados este año. Sus precios se vieron apoyados por la escasez de la oferta, particularmente de China, donde han cerrado algunas fundiciones por temas medioambientales y por los recursos.

El oro y la plata presentaron alzas constantes y sus precios se vieron estimulados por la demanda de un refugio para los inversionistas.

Bolivia

La economía de Bolivia registró en el segundo trimestre del año un impacto de los ingresos por exportaciones de gas. La economía creció en ese período en sólo el 3,2%, alcanzando el registro más bajo de los últimos seis años. El menor volumen de ingresos por exportaciones de gas ejerce presión sobre las arcas estatales en un momento en que el gobierno está empeñado en ejecutar un programa masivo de infraestructura de desarrollo. Se destaca que Perú y Bolivia firmaron un Acuerdo para coordinar acciones para los estudios de un tren proyecto ferroviario que permitiría conectar los puertos del Atlántico y el Pacífico.

Países

Sobre Chile se señala que hay indicios de una mejora en la actividad económica, aunque conspira contra ello la tasa de desempleo, la más alta del último quinquenio, las polémicas reformas de la presidenta Michelle Bachelet, sus bajos índices de popularidad y la derrota de su coalición en las elecciones locales., lo que anticipa una cerrada disputa en los comicios parlamentarios del próximo año.

Paraguay mostró en agosto otro mes de crecimiento robusto, impulsado por las plantas hidroeléctricas y el sector de la construcción. Ecuador enfrenta problemas por los bajos problemas del petróleo y los costos de la construcción después del terremoto de abril pasado, que recaen sobre las espaldas del Estado. El elevado déficit presupuestario fiscal y los porcentajes de endeudamiento externo generan incertidumbre entre los inversionistas.

al-1

acerca Nueva Economia

Podría interesarle

La biotecnología, una realidad sin retorno

Mientras en Bolivia continúa en algunos sectores  el debate sobre los alimentos transgénicos, los resultados …