Sábado , 19 agosto 2017
Inicio / Destacados / Balance negativo del comercio exterior

Balance negativo del comercio exterior

exp-1

El balance preliminar del desempeño del comercio exterior del 2016 es negativo pues su comportamiento se caracterizó por una contracción generalizada de las exportaciones e importaciones. Las expectativas para el comercio exterior boliviano para el próximo año no son alentadoras, según la evaluación de la Cámara de Exportadores de Santa Cruz (CADEX).

“La economía regional se vio golpeada por la fuerte desaceleración económica que viene afectando al comercio desde el 2013. La dinámica de crecimiento de los principales motores de la economía y el comercio mundial no levanta cabeza por diferentes factores económicos, tecnológicos, sociales y políticos muy complejos pero que, finalmente, reducen los flujos de comercio e inversión”, anota la institución.

Agrega que la región, en mayor o menor grado, tiene a China como su principal socio comercial, al reducir su demanda el principal motor de crecimiento mundial, primer exportador y primer importador de materias primas de la región, el canal natural de transmisión fue el intercambio reduciéndose ampliamente llegando afectar inclusive a la economía real.

Preocupa al sector la contracción de las importaciones de insumos y productos intermedios, así como de bienes de capital, pues este tipo de compras son vitales para el funcionamiento del tejido empresarial y el sostenimiento de la capacidad productiva.

exp-3Se anota que la economía boliviana es muy dependiente de los ingresos del sector tradicional (hidrocarburos y minería), y que el cambio en los términos de intercambio desfavoreció al país, que por segundo año consecutivo las exportaciones continuaron deteriorándose tanto en precio como en volúmenes.

La institución remarca que el mejor camino para llegar a la prosperidad económica es apostar por la diversificación productiva y la complejidad económica. En ese sentido, anota que las exportaciones No Tradicionales reportaron mayor resiliencia respecto a los productos tradicionales, subyacentes a la naturaleza de los mercados de commodities.

CADEX propone políticas públicas para reactivar el aparato productivo nacional asociadas a la facilitación del comercio, incentivos y promoción de infraestructura productiva. Argumenta sobre la necesidad de encarar un “desmonte” respecto al exceso de regulación al sector productivo exportador, ya que esto ha debilitado las oportunidades y potencialidades para generar ingresos y empleos.

América Latina

Un último estudio del BID anota que el valor total de las exportaciones de bienes de América Latina y el Caribe registró su cuarto año consecutivo de contracción, sólo que esa baja alcanzó al 6%, porcentaje menor en comparación al 15% sufrido el año previo. Esa mejora relativa obedece al repunte de los precios básicos. El monto exportado por la región se acercaría a 850.000 millones de dólares, apenas por encima del nivel de 2010 y 22% por debajo del máximo alcanzado en 2012 ($us. 1.095 miles de millones).

exp-2El factor principal del desempeño de las exportaciones continuó siendo el deterioro de los precios de los productos básicos, el cual no fue compensado por la evolución de los volúmenes.

Las exportaciones de Sudamérica, que mostraron una contracción estimada en 8% (frente a una baja de 23% en 2015), fueron afectadas principalmente por un colapso en los precios de los productos básicos -en particular del petróleo y de los metales- y por la merma de la demanda de las economías asiáticas, una tendencia que se atenuó a lo largo del año.

Los países con las mayores contracciones continuaron siendo aquellos donde los hidrocarburos tienen un peso determinante en la canasta exportadora: Venezuela (-32%), Bolivia (-22%), Colombia (-21%) y Ecuador (-15%).

La mejora relativa se debió al repunte de los precios de los productos básicos, que podrían haber alcanzado un piso, y que, en algunos casos, mostraron signos de recuperación, así como con una recuperación del comercio intrarregional. Empero, el crecimiento de los volúmenes exportados fue insuficiente para promover una mejora del desempeño comercial de la región.

Sobre Bolivia, el BID señala que “la disminución en las exportaciones (-22%) se explica casi en su totalidad por la reducción en los envíos al resto de Sudamérica (-36%), que refleja la caída en el valor de las ventas de gas hacia Argentina y Brasil a raíz de los menores precios de los hidrocarburos. Por su parte, las exportaciones de minerales en bruto se estancaron, y las de manufacturas -la mayoría basadas en recursos naturales- registraron un leve incremento”.

Las perspectivas comerciales de reversión de la tendencia contractiva en el 2017 están asociadas con una continuación de la mejora en las cotizaciones de los precios de los productos básicos y con una recuperación del comercio intrarregional. Los países que registraron depreciaciones de su tipo de cambio real podrían aprovechar el aumento de su competitividad-precio para estimular sus exportaciones manufactureras y aumentar la diversificación comercial.

exp-4

acerca Nueva Economia

Podría interesarle

¿Quiénes tuvieron el crecimiento más sólido?

La ganadora en el ranking de crecimiento más sólido es Entel S.A, le siguen Telecel …