Martes , 22 agosto 2017
Inicio / Innovación & Tecnología / Soluciones técnicas para redes sin fugas

Soluciones técnicas para redes sin fugas

plasti

Pérdidas de hasta el 45% registran en promedio las obsoletas redes de distribución de agua en Bolivia, cuya antigüedad supera fácilmente los 30 años, lo que contribuye también a tener menos caudal disponible para la ciudadanía, en momentos en que en distintas ciudades se ha decretado racionamientos por la dura sequía que vive el país.

Por eso es necesario acudir a soluciones técnicas para eliminar tales pérdidas, de tal manera que se construyan redes libres de fuga, de tal manera que se alcances niveles aceptables de agua no contabilizada, que se sitúan en torno al 15%.

Las demandas actuales y futuras de la población referidas al agua potable obligan a disminuir sustancialmente tales pérdidas.

Plastiforte, una empresa boliviana, ofrece para ello el Supertubo HDPE, un polietileno de alta densidad, gran resistencia, atóxico, flexible, de fácil instalación y con una expectativa de vida útil de entre 50 y 100 años. Se trata de la única tubería certificada  con el sello Ibnorca bajo Norma Internacional ISO4427.

En Bolivia ya se diseñan e implementan ampliaciones y cambios de redes de agua utilizando esta moderna tecnología, explicó Mauricio Garrón, gerente comercial de Plastiforte, al comentar las posi- tivas experiencias registradas en Tarija, Sucre y Cochabamba, donde empresas y cooperativas de agua ya diseñan e implementan ampliaciones y cambios de red con los mencionados tubos.

En un proyecto del Ministerio de Medio ambiente y Agua en Sacaba, que contaba con financiamiento del BID, se procedió al cambio de la antigua red de PVC por Supertubo HDPE, habiéndose logrado reducir las pérdidas de agua en la red del 50% a menos del 15%.

Garrón indicó que la experiencia internacional muestra que el uso de los tubos de polietileno de alta densidad, que garantiza uniones libres de fugas y una prolongada vida útil, ha permitió reducir los niveles de agua no contabilizada.

El reemplazo parcial o total de las redes por esta solución técnica hizo posible que la pérdida de agua en Bangkok (Tailandia) disminuyera del 36% al 10%. En Dinamarca alcanza un promedio de 7%, en tanto que en Japón las pérdidas físicas de agua llegan tan sólo al 2%.

Los efectos del cambio Climático, la creciente población mundial y la reducida disponibilidad de agua dulce (3% en el mundo) plantean el desafío de construir redes de distribución de agua libres de fugas.

acerca Nueva Economia

Podría interesarle

Un mapa de navegación para entender al Bitcoin

En el último tiempo han adquirido relevancia las monedas virtuales, siendo el bitcoin la más …