Lunes , 26 junio 2017
Inicio / Actualidad / La biotecnología, una realidad sin retorno

La biotecnología, una realidad sin retorno

francisco-aragao-4

Mientras en Bolivia continúa en algunos sectores  el debate sobre los alimentos transgénicos, los resultados de la producción genéticamente modificada aplicada a la agricultura son en la región una realidad sin retorno por sus amplios beneficios para la población y el medioambiente.

Francisco Aragâo, ingeniero Agrónomo y Doctor en Biología Molecular explicó que la resistencia a los transgénicos no es exclusiva de Bolivia, ya que en el Brasil costó mucho que la población acepte la nueva forma de producción de alimentos. “La seriedad del equipo de científicos, el trabajo académico, empresarial y de investigación que inició la búsqueda de soluciones que atacaba al frejol, logró ampliarse a otros productos con buenos resultados y por eso Brasil está entre los primeros de la región en este campo”, anotó.

El experto explicó que gracias a los últimos adelantos en tecnología genética Brasil desarrolló una semilla de frejol genéticamente modificada para ser resistente al virus del Mosaico Dorado que atacaba el cultivo en los campos brasileros, ocasionando severas pérdidas. El frejol es un alimento de consumo masivo en la canasta básica de Brasil.

La investigación duró muchos años y representó una lucha intensa contra la “mosca blanca” y sus efectos. La biotecnología permitió que disminuya ostensiblemente el daño ocasionado a la producción del frejol, logrando más bien que se duplique la capacidad de producción.

El especialista considera  que Bolivia dio un gran avance con el impulso del sector privado que alienta a tomar buenas decisiones que permitan incorporar la biotecnología para fortalecer la producción agrícola y mitigar las pérdidas causadas por plagas y el cambio climático, aunque aún prevalezcan las posiciones encontradas de algunos sectores y la falta de una normativa que acompañe la nueva forma de producción agrícola.

A la fecha Brasil avanza a paso firme. Aragâo asegura que, a junio del 2016, la Comisión Técnica Nacional de Bioseguridad aprobó 31 eventos para maíz, 12 para algodón, 9 para soya, 1 para eucalipto y para frejol, y 1 evento para los mosquitos transgénicos.

Como ejemplo de los beneficios del buen uso de la semilla genéticamente modificada del frejol para 300.000 hectáreas de cultivo el especialista mencionó el “ahorro de 190 millones de litros de agua, equivalente al consumo de 4.300 personas; la reducción del consumo de 1,6 millones de litros de diésel, equiparable a retirar 655 autos; y la re- ducción de la emisión de 4.500 toneladas de dióxido de carbono y una baja de 2.400 toneladas de ingredientes activos que dejan de ser aplicados a los cultivos.

Para lograr derivaciones efectivas en el área de biotecnología en la agricultura fue muy importante el apoyo de la estatal EMBRAPA, Vital para el éxito, el desarrollo e implementación de soluciones tecnológicas para la agricultura brasilera, consiguiendo amplios beneficios para la población y el medioambiente, según el entrevistado.

Salud

Respecto a  las  preocupaciones  sobre  salud y medioambientales relacionadas a los cultivos transgénicos, Aragâo manifestó que “en 20 años de consumo de alimentos transgénicos en el mundo, no hay documentado un solo caso de muerte, pero muchos han muerto por salmonelosis o contaminación, luego de consumir los llamados productos “orgánicos” por tener hongos (aflatoxinas, micotoxinas, entre otros)”.

Información

Frente a la desinformación que existe en relación  a  los  cultivos  genéticamente  mejorados, el científico urge compartir las experiencias y hallazgos de diferentes países, comparar resultados ver los alcances, los beneficios y efectos contrarios bajo una base técnica y científica.

“En un escenario de recurrentes planteamientos de mitos en contra de la biotecnología y el uso de glifosato, me comprometo enviar a autoridades, organizaciones científicas y sociales de Bolivia, un vademécum de documentos sobre las investigaciones y hallazgos recientes sobre la materia”, añadió el investigador en biotecnología.

Foro

El Foro “Alimentos ´Triple B´, con Biotecnología: Buenos, Baratos y ¡Bolivianos!”, organizado por ANAPO e IBCE, tuvo como principal Expositor al Ingeniero Agrónomo y Doctor en Biología Molecular, Francisco Aragâo, científico de la empresa pública brasileña EMBRAPA-CERNACEN (Empresa Brasilera de Pesquisa Agropecuaria), responsable del desarrollo de eventos biotecnológicos para controlar plagas en Brasil

El experto concluyó que la aplicación de las nuevas tecnologías para la producción agrícola genera una nueva forma de vida, genera empleo, consagra la ansiada soberanía alimentaria, al mismo tiempo que combate la pobreza extrema.

Los agroproductores del Oriente urgen la convocatoria del Comité Nacional de Bioseguridad, para considerar la aprobación de nuevos eventos para la soya y, para el maíz, a fin de evitar que el país deba seguir importando maíz.

Frente a la preocupación de contaminación genética con semillas criollas, se propuso como solución, el regionalizar la producción y la aplicación de técnicas de cultivo que establezcan épocas de siembra y su separación espacial

Los pequeños productores del agro de La Paz aceptaron que la tecnología avanza, dijeron estar dispuestos a trabajar con ella, preservando las variedades criollas. Se planteó la coexistencia entre cultivos convencionales, los llamados “orgánicos” y los de la “agricultura de precisión” (con biotecnología)

Para cumplir la meta de triplicar la producción de alimentos en el país a 45 millones de toneladas hasta el festejo del Bicentenario en el 2025, se reiteró la necesidad de seguridad jurídica, libertad de exportación de los excedentes de producción, y políticas públicas que apuntalen la inversión privada y la generación de nuevos empleos, siendo la biotecnología un pedido urgente para ello.

acerca Nueva Economia

Podría interesarle

Bolivia con problemas para cubrir nominaciones

Bolivia desnudó su falta de capacidad de producción de gas para cubrir las nominaciones requeridas …