Domingo , 17 diciembre 2017
Inicio / Especial / Más allá del gas

Más allá del gas

Iniciativas productivas que han mostrado resultados de bienestar social cuantificables

Más allá del “boom del gas” en el departamento de Tarija han surgido una serie de emprendimientos productivos innovadores que tienen perspectivas de convertirse gradualmente en baluartes de la economía regional y en generadores de ingresos complementarios a las regalías petroleras, con lo cual se rompe la excesiva dependencia de la renta petrolera. Se trata de la producción de cebolla, uva de mesa, durazno, especias, bayas y la de jamones.

Son actividades cuya principal característica es que se trata de emprendimientos de iniciativa privada. Todas ellas presentan distintos grados de avance en su consolidación como alternativas productivas y en la mayoría de los casos, su factibilidad depende aún de la cooperación internacional (Fundación Valles y Usaid). El éxito y la dinámica son tales que se analizan nuevas opciones tanto para consolidar una cadena productiva como para expandir actividades, según explicaron a Nueva Economía Jorge Calvo, gerente del proyecto MAPA y Javier Arce de la Oficina de Enlace de la FDTA-Valles en Tarija. Todos estos proyectos involucran a asociaciones de productores.

Algunos de los proyectos han mostrado claramente que con pequeñas acciones se pueden destrabar algunos “cuellos de botella”, abriendo perspectivas a una mayor producción, basada en la calidad, incluso con perspectivas de alcanzar mercados internacionales. En ciertos productos ya se cuenta incluso con certificaciones de producción ecológica, que avalan un cuidadoso proceso de producción.

Pero lo más alentador es que estas iniciativas productivas han mostrado resultados de bienestar social cuantificables. Cerca de 9.000 familias se han beneficiado en Tarija con estos proyectos productivos, lo que ha permitido en muchos casos una mejora sustancial de sus ingresos, posibilitando a su vez mejores condiciones de vida familiares. Gracias a los resultados obtenidos, muchos campesinos tarijeños pueden enviar hoy a sus hijos a la escuela o contar con una vivienda más adecuada, con techos de calamina y no de paja, o con pisos de cemento y no de tierra.

Duraznos

Otro de los productos productivos emergentes tiene que ver con la producción ecológica y orgánica del durazno y de sus variedades y derivados. Esta actividad productiva presenta algunas debilidades referidas a la poda y al manejo integrado de plagas. Se han introducido avances tecnológicos para la manipulación del producto y su empaque, habiéndose también trabajado en la mezcla de variedades tempranas y tardías a fin de asegurar la provisión del producto a lo largo del año.

La incorporación del deshidratado artesanal ha permitido contar con nuevos subproductos entre los que se tiene el durazno despepitado, el Light, el masticable, el enrollado, el durazno al jugo y las mermeladas. Si bien esta variedad se comercializa esencialmente en el mercado interno, ya se han enviado a España las primeras muestras de durazno deshidratado y transformado.

Mil familias de 4 municipios tarijeños participan activamente en estos proyectos y sus ingresos aumentaron en 70%.

Bayas

De entre todos los proyectos el más innovador está referido a la producción de las bayas, término genérico que agrupa las frutas de semilla menuda como la frutilla, la frambuesa y las moras. Se ha desarrollado una tecnología apropiada y se cuenta con centros de acopio, selección y empaque, además de cámaras de frío en los centros de acopio, en los aeropuertos de Tarija y Santa Cruz, lo que posibilita que el producto llegue en buenas condiciones a sus mercados de destino. La oferta incluye fruta fresca, producto congelado y trasfondo, que se emplea en la elaboración de mermeladas y repostería.

Descargar versión PDF

acerca nuevaeconomia

Podría interesarle

La nueva herramienta productiva

Los drones, aeronaves no tripuladas, dejaron de ser instrumentos de mera diversión de ciertos aficionados …