Viernes , 28 abril 2017
Inicio / Negocios / Piñón, una nueva apuesta a biodiesel

Piñón, una nueva apuesta a biodiesel

Es una planta silvestre, pero el aceite de sus semillas se ha incorporado a las múltiples opciones para la generación de biodiesel. El proyecto analiza una inversión probable de 230 millones de dólares.

En un escenario con permanentes problemas de abastecimiento de diesel y una cuenta de importación del carburante cercana a los 300 millones de dólares anuales para el país, la Mancomunidad de Municipios del Pantanal Boliviano y el Centro de Investigación Agrícola Tropical (CIAT), en coordinación con la Prefectura de Santa Cruz y la Asociación de Productores de Oleaginosas (Anapo) empiezan a gestar un proyecto ambicioso para la producción intensiva del Piñón, o Jatropha curcas, para la producción de aceite que sirve para la producción del biodiesel.

La iniciativa encontró alas en la empresa Suntree Pty Limited de origen australiano israelí que tiene trayectoria la inversión de proyectos para la generación de combustibles ecológicos, a partir de recursos renovables, tomó contactó el CIAT y logró establecer un preacuerdo que promete la inversión de 230 millones de dólares para el impulso de este proyecto.

El compromiso fue sellado esta semana con la firma de un convenio marco para el inicio del estudio de factibilidad y la profundización de los estudios técnicos por parte del CIAT que determinará con precisión la viabilidad del proyecto, las zonas de mejor producción, la variedad de semillas adecuadas, el potencial de rendimiento y rentabilidad para el agricultor.

El producto silvestre, crece en grandes matas en varias regiones del país, y anualmente entrega frutos que atesoran las semillas, semejantes a la castaña de donde se extrae el aceite. El producto que hasta hoy se limitó al uso tradicional como medicina, en algunos casos, con esta iniciativa empresarial empieza a tomar un perfil comercial al confirmarse sus virtudes para la generación del biodiesel.

Pero los especialistas explican, que el aceite como tal no es un combustible, sino un componente que en su mezcla con el alcohol produce una reacción química lo que recién se mezcla con el diesel.

Cultivo para pequeños

De acuerdo con el diseño inicial de este proyecto, el cultivo de piñón podría generar mejores ingresos al pequeño productor, en relación a otros productos, toda vez que la inversión más gruesa está centrada en la implementación de las áreas de cultivo con la habilitación de tierras, traslado de plantines, asegurar riego y otros factores.

Pero entre las ventajas que exponen los promotores se trata de un cultivo perenne, cada planta en producción puede durar por lo menos 40 años. Adicionalmente apuntan que el cultivo no requiere grandes insumos para combatir plagas, toda vez que el piñón genera su propio veneno que aisla a potenciales agresores; y la cosecha se realiza manualmente, una opción para el grupo familiar.

Juan Galvez, presidente de la Mancomunidad de Municipios del Pantanal Boliviano que agrupa a municipios de San Matías, Puerto Suárez, Puerto Guijarro y El Carmen Rivero Torrez, es uno de los convencidos que el proyecto puede dar trabajo y mejores ingresos a miles de familias no sólo en Santa Cruz, sino Beni, Pando, el Chaco y Alto Beni donde se desarrolla el cultivo.

La apuesta productiva lleva como complemento la posibilidad de implementar plantas para la extracción del aceite y otra procesadora que se encargaría de generar el diesel en la combinación que demanda el parque automotor. En este terreno, representantes de la Prefectura, municipios y Anapo coinciden que es un paso adelante en el propósito de evitar la dependencia del diesel importado.

Descargar versión PDF

acerca nuevaeconomia

Podría interesarle

Empresas comprometidas a impulsar el emprendimiento

Hace más de un año, Nueva Empresa lanzó el Programa E-100 con el objetivo de …