En el corto, mediano y largo plazo: ¿Cómo la tecnología puede ayudar a la ecología?

febrero 12, 2012 | Categoría: Tecnología | Ver el índice completo de la Edición Nro 896

La tecnología avanza a pasos agigantados y, en algunos casos, sin tener en cuenta el medio ambiente y la cantidad de recursos no renovables que existen en el planeta.

La cantidad de aparatos electrónicos que tenemos en nuestros hogares, en el trabajo y que incluso llevamos encima continuamente se han multiplicado exponencialmente en los últimos años. La mayoría de ellos nos permiten estar informados o nos hacen más llevaderas labores cotidianas pero, ¿cómo puede la tecnología ayudarnos a tener un modo de vida más ecológico en el futuro? Los sistemas de bienes compartidos, al estilo del car sharing, cada vez están tomando más fuerza en la sociedad occidental ante la toma de conciencia del agotamiento de los recursos. Cada vez se recicla más, existen más grupos de consumo de verduras de temporada, compartimos el vehículo con desconocidos etcétera. Este tipo de sociedad basada en compartir propiedades, alquilar temporalmente bienes, etc. Es, claramente, más sostenible que otros modelos. “Estamos empezando a comprender el impacto de este acelerado cambio tecnológico”, explica Hugh Knowles, de Forum for the Future, a lo que se pregunta “¿dónde podemos encontrar la forma de utilizar la tecnología para hacer grandes cambios en nuestro comportamiento y no sólo mejorar la eficiencia?”. Ese es el objetivo del proyecto FutureScapes en el que están trabajando de manera conjunta Sony y Forum for de Future. En palabras del propio Knowles, “se trata de un fascinante proyecto de colaboración que busca saber cómo la tecnología puede formar parte del estilo de vida sostenible en 2025” a lo que añade que “no se trata de una predicción de futuro, sino de imaginar las posibilidades que existen”.

Tecnología para crear estilos de vida ecológicos

Y es que en tan solo 20 años la tecnología ha dado un gran salto con el nacimiento de Internet y el rapidísimo desarrollo de toda la tecnología moderna. Teniendo en cuenta que este crecimiento se mantendrá en los próximos años, ¿por qué no aprovechar la tecnología para ayudarnos a crear estilos de vida más ecológicos?. Por ejemplo, el escenario de “compartir los bienes” sobre el que trabajan en FutureScapes, se analiza la posibilidad de que el aumento del precio de los combustibles fósiles obligue a la sociedad a ser más colaborativa, y a las empresas a desarrollar nuevos modelos de negocio en esta línea. En cualquier caso la imaginación no tiene fronteras y el futuro tiene muchas sorpresas y mucha tecnología que ofrecernos. FutureScapes es precisamente esto, inspiración, sostenibilidad y futuro; un futuro en el que la ecología jugará un papel muy importante.

Pasos grandes

Asimismo, la tecnología avanza a pasos agigantados y, en algunos casos, sin tener en cuenta el medio ambiente y la cantidad de recursos no renovables que existen en el planeta. Esther Maughan Mclachlan, responsable de Comunicación de Sostenibilidad de Sony Europa, una de las compañías que, sin duda, jugarán un papel importantísimo a la hora de unir la tecnología y el medio ambiente. Maughan Mclachlan lleva trabajando en el mundo de la sostenibilidad durante másde 15 años, habiendo publicado en revistas especializadas como “Green Futures” o “New Consumer and Environment”. Ahora, el proyecto más ambicioso que tiene en mente, de la mano de Sony, es FutureScapes, una innovadora iniciativa que tiene como objetivo diseñar un futuro donde la sostenibilidad y la innovación tecnológica se ayuden y se complementen. ¿Lo conseguiremos entre todos? Ella se muestra optimista. El uso de escenarios futuros es un intento y una aproximación para explorar el papel que jugarán en el futuro los retos sociales y medioambientales. “Forum for the Future, nuestro socio en FutureScapes, es el líder en este campo y han trabajado en escenarios futuros con distintas empresas, como Levi’s, Sainsbury y Pepsico. Sin embargo lo más apasionante de FutureScapes es que se trata de un proyecto colaborativo de futuro, es decir, que las ideas no llegan solo de un ámbito sino de muchos, explica.

“Cada uno jugará su propio papel y existe todo un mundo de acciones positivas relacionadas con la sostenibilidad en cada uno de los ámbitos. Esta acción puede conseguir un mayor impacto y una mayor contribución si la llevamos a cabo de manera conjunta. Esta es la razón por la que FutureScapes es una colaboración. Queremos conseguir un mix ecléctico de gente y perspectivas de cara a colaborar y explorar cómo podemos vivir en un mundo mejor y más sostenible. A través de una serie de actividades como la “lluvia de ideas” llevada a cabo en Londres justo antes de las navidades, buscamos queremos atraer a grupos diversos, incluyendo ONG’s, legisladores, artistas, científicos, creadores de tecnología, académicos, estudiantes, líderes empresariales y el público en general. Queremos despertar nuevas maneras de pensar. Queremos explorar nuevos modos de hacer las cosas. Y creemos que la colaboración (y en el aprovechamiento del impacto colectivo) tiene el potencial de obtener una visión más imaginativa de un futuro sostenible”.

Años

En 2025 se plasma el proyecto. 13 años son suficientes para saber que las vidas serán significativamente diferentes, pero no los suficientes.

Iniciativa

A partir de plásticos rotos de DVD’s reciclados y restos de televisiones, el programa SoRPLas ofrece a recursos antiguos una nueva finalidad.

Ver el índice completo de la Edición Nro 896