RANKING DE LAS 200 EMPRESAS MÁS GRANDES DE BOLIVIA

octubre 28, 2007 | Categoría: Nota Central | Ver el índice completo de la Edición Nro 698

Por Nueva Economía

Un gran esfuerzo que recorrió gran parte del territorio nacional. Desde Tarija hasta Cobija, pasando por las grandes ciudades de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz tocando puerta por puerta.

Hace algunos meses, el Sr. de los Rankings tomó una decisión radical: realizar un salto cuantitativo y cualitativo en la elaboración del ranking de las empresas más grandes de Bolivia. La decisión recibió la confianza y fue respaldada a plenitud por el Editor General y el plantel de periodistas de Nueva Economía.

El objetivo fue contar con el mapa empresarial más completo del país que permita a los tomadores de decisión de raza, contar con una doble ración de información financiera de las empresas top de Bolivia. Entonces el equipo periodístico de Nueva Economía, durante meses realizó una labor de levantamiento, seguimiento y análisis de información de los Balances y Estados de Resultados de las empresas del país. El esfuerzo recorrió todo el territorio nacional desde Tarija hasta Cobija, pasando por las grandes ciudades de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz. Comenzamos a golpear las puertas de empresas, superintendencias, cámaras sectoriales y un vasto número de fuentes primarias y secundarias en el afán de colectar datos. El resultado del esfuerzo es el Sr. Ranking de las 200 empresas más grandes de Bolivia.

Ahora, el ranking se constituye en una de las principales herramientas para la toma de decisiones de inversionistas nacionales y extranjeros. El ranking revela quién es quién en el mercado de negocios nacionales. No es de extrañar que la presente Guía de Negocios se convierta en el principal referente de los contactos empresariales.

Y en la elaboración del ranking nos encontramos con tres buenas noticias:

Primera noticia: Existe un crecimiento sustantivo en el nivel de ventas de las empresas bolivianas. Las ventas, en la gestión 2006 respecto del 2005, aumentaron considerablemente. El ranking de las empresas con mayor crecimiento en ventas evidencia un aumento superior al 50%. La demanda externa de materias primas impulsó que las empresas que producen minerales, productos agropecuarios y las que explotan hidrocarburos registren un crecimiento explosivo. Como ejemplo, la reina del crecimiento, Comercializadora Emura, registró un crecimiento de 2006% pasando de Bs 4.3 millones en ventas la gestión 2005 a Bs 92.5 millones el 2006.

Este crecimiento confirma el “boom” de las exportaciones bolivianas que el 2006 superaron la barrera histórica de los $us 4.000 millones.

Sin embargo, la demanda interna también impulsó el explosivo crecimiento en ventas. Adviértase en el Sr. Ranking que el sector de telecomunicaciones no cesa de crecer, al igual que la demanda de cemento. Soboce, por ejemplo, aumentó ventas de Bs 505 millones el 2005 a Bs 572 el 2006. Otro dato interesante es el “efecto París”, que se advierte en el incremento en ventas de empresas como el Café Alexander que pasó de Bs 12 millones a Bs. 15 millones entre el 2005 y el 2006. El lector advertirá otros suculentos casos de crecimiento en el Ranking, sólo afile y aguze su mirada analítica-financiera.

Segunda noticia: Existe mayor transparencia financiera de las empresas en el mercado boliviano. La mayor inserción de la economía boliviana en el mercado global, al igual que el mayor control y supervisión de los organismos de regulación en el mercado de capitales como las superintendencias sectoriales, administraciones tributarias nacionales y municipales y entidades bancarias e inversionistas extranjeros generaron una mayor disposición y disponibilidad de información financiera, como son los balances y estados de resultados de las empresas.

La sorpresa fue grata, puesto que el presente ranking presenta a las 200 empresas más grandes de Bolivia, empero varias empresas quedaron fuera del ranking, puesto que sus indicadores no alcanzaron a cubrir los mínimos para ingresar al listado y otras empresas aún no deciden descorrer el velo financiero ante el lápiz de los medios prensa.

Tercera noticia: Existe mayor inserción de los negocios bolivianos en el mundo globalizado. Los negocios y, por ende, la economía nacional, se mueve en función del ciclo económico internacional. El actual auge de las empresas nacionales responde al ciclo expansivo de la demanda de productos básicos en el mercado de comodities internacional, en particular, la demanda de China e India. El ranking actual y los anteriores evidencian que la columna vertebral del aparato productivo nacional no ha sufrido un cambio significativo y sigue el patrón de exportación de productos básicos: minería, agroindustria, e hidrocarburos. Este hecho diría el economista más viejo de la historia, José, que vivimos “siete años de vacas gordas”, empero se debe guardar cautela sobre los “siete años de vacas flacas” que se avecinan y se debe encender la luz amarilla en el país. Se requiere mayor alerta e información sobre el comportamiento de la economía mundial. Bolivia vive la moda de temporada dada su estructura productiva y es un genuino tomador de precios en el mercado internacional.

Descargar versión PDF

Ver el índice completo de la Edición Nro 698