Luis Revilla, alcalde de La Paz: El municipio apunta a la transformación

julio 11, 2011 | Categoría: Especial | Ver el índice completo de la Edición Nro 870

Todo el conjunto de obras barriales se construyen con los recursos asignados a cada zona de la ciudad, así como los proyectos estructurantes por distrito.

Después de ver con admiración a los paceños que enfrentaron a autoridades coloniales hace 202 años, los hechos deben recordarnos que la sociedad paceña está constituida sobre valores de libertad y unidad que mostraron a lo largo de su historia su coraje y fuerza productiva, desde los principios básicos de la producción agrícola, minera y principalmente comercial; que gracias al aporte de sus habitantes e instituciones privadas y públicas hoy se muestra como un municipio en constante desarrollo, con obras y una visión eminentemente productiva.

Nuestra Señora de La Paz, una ciudad del noroeste de Bolivia, capital del departamento de La Paz y sede de gobierno, con una población aproximada de 2.030.422 habitantes en toda el área metropolitana de La Paz, busca su consolidación. Hoy, 202 años después, continúa con su trabajo en busca de progreso desde el Gobierno Autónomo Municipal de La Paz. Luis Revilla Herrero, alcalde de la ciudad, enfatiza que el presupuesto municipal de Bs 1.300 millones, que si bien responde a las necesidades esenciales y elementales de los barrios, permite llevar obras de transformación en la parte central así como en las laderas o ejecutar proyectos de prevención estructural o de gestión de riesgos tan necesarios para la ciudad.

Sin embargo, son insuficientes para acelerar la atención y transformación municipal. En ese enfoque, Revilla señala que se empiezan a concluir muchos proyectos del Programa Operativo Anual 2011, que se inició en enero y febrero, con la licitación de obras y muchas de ellas comienzan a concluirse en este mes de julio. “La Paz a partir de julio estrenará cientos de proyectos que están inscritos en la programación del presente año”, dice.

Obras

Todo el conjunto de obras barriales se construye con los recursos asignados a cada zona de la ciudad, así como los proyectos estructurantes por distrito y los proyectos especiales. Las grandes obras de la ciudad se entregan en este mes. Dentro de las centenas de obras que se entregan están las que tienen un determinado valor simbólico, como la nueva plaza Mayor de La Paz, que recupera el atrio de San Francisco junto a la Plaza de los Héroes, lugar donde se ha desarrollado a lo largo de la historia del país los grandes eventos de transformación política. Esta obra contará con el plus de un edificio de parqueos debajo de la plaza lo que facilitará el ingreso al centro de la ciudad de La Paz y al propio mercado Lanza.

Entretanto, en los macrodistritos se inauguró la Estación Policial Integral de La Merced, que es un edificio construido por el Gobierno Municipal para la Policía con equipamiento, con vehículos para que los miembros de la institución del orden puedan realizar un mejor trabajo de seguridad y protección a los vecinos del distrito 3; también se ejecutó un parque distrital, un complejo recreativo y deportivo, y se inaugurará el complejo deportivo en Chamoco Chico, que incluye una cancha de césped sintético, graderías y camerinos en el distrito 2 Max Paredes. Se entregarán varios kilómetros de asfalto en la ciudad, pero de manera particular en el distrito 4 de San Antonio en la avenida Óscar Alfaro; en la zona Sur se entregará la remodelada plaza Humboldt junto al asfaltado de otras vías, como la de la calle Hugo Ernst, ubicada en Bajo Següencoma.

Barrios de verdad

Los Barrios de Verdad transforman las laderas de la ciudad, ya que se les dota de infraestructura vial, seguridad por la iluminación, sede social, campos deportivos junto a obras barriales y vecinales, entregadas en julio en Villa Alto Pura Pura, Max Paredes, 5 Dedos, Cupilupaca Sur y Alto 27 de Mayo en Periférica. Por otra parte, se concluirá el circuito asfáltico en las calles Nueva York, Apóstol Santiago, Cristo Vencedor y Copacabana, en Max Paredes; el circuito Hermanos Manchego en el Distrito 5 de Cotahuma; las calles 3, Santa Rosa Grande, 27 de Mayo, Pedro Tarifa y Manuel Rodríguez en Periférica; la calle Pedro Salazar de Sopocachi y la calle Alberto Ostria en Cotahuma.

También serán entregadas las obras de prevención, tales como la canalización del río Huayñajahuira en el tramo El Pedregal–La Merced, muros de pilotajes sobre la avenida Buenos Aires en la zona Obispo Bosque en Cotahuma, muros de contención en la avenida Baltazar de Salas de Periférica y el encauzamiento del río Rojo en El Gramadal, junto a muchas obras de recreación. La situación económica del municipio les permite acceder a $us 15 millones para drenaje pluvial o para más barrios de verdad que están en curso u otros financiamientos que se gestionarán en adelante gracias a su capacidad de endeudamiento.

Vivir con riesgo

Para el alcalde Revilla, los paceños tenemos que aprender a vivir en una ciudad de riesgo. “La Paz es una ciudad en riesgo; así como los japoneses viven en unas ciudades susceptibles a los terremotos, nosotros estamos en una ciudad susceptible a fenómenos naturales principalmente a las dificultades que se presentan por efecto del incremento de las lluvias que afectan a las bóvedas, canales y al deficiente sistema de alcantarillado de la ciudad”, argumenta.

Ver el índice completo de la Edición Nro 870